miércoles, 26 de marzo de 2008

El lenguaje de las hormigas





El lenguaje de las hormigas es húmedo, constante,

ligero pero lleno de matices y sabores.

Nada se determina de antemano,

reconocen las sendas claras y oscuras de la tierra,

de un cuerpo sonrosado y de un anhelo.

Su murmullo es la marca de su saliva,

la piel siempre deseándolas

y aunque cierren los oídos, las ventanas,

las puertas de la cama,

ellas, pacientes, sabrán esperar.



Este poema explica un poco el posible error de las hormigas...ya apareció en mi blog en diciembre.

4 comentarios:

Maribel Sánchez dijo...

Muy Sr. mio:

Abril anda anunciando paseos en filas interminables de hormigas, y yo, que siempre me pregunté que tenian esos animalejos para llevar tanta prisa si al mundo aún le quedaban siglos por delante, creo que muy pronto voy a tener las respuestas entre otras muchas, así que.... tiembla Zaragoza que la expedición catalana se acerca.

Besazos

hawwah dijo...

qué bueno saberlo...

ynarud dijo...

Este lenguaje de las hormigas, no esta nada mal, jajaja


petonets

media luna dijo...

Querido Fernando:
Es imposible no encontrar el ritmo húmedo de las hormigas con estos versos. Gracias por mostrarlos. Pero no olvides que las hormigas son muy inteligentes y que su paciencia puede que tenga un límite.
A veces una pequeña rendija es suficiente.
Un deleite leerte y más aún escucharte.
Un gran abrazo.