domingo, 15 de junio de 2008

Ayer en La Campana de los perdidos























Era casi verano, No hubo música, o eso quería dar a entender el programa.
Es posible que los que estuvimos ayer escuchando a los poetas fuéramos seres de otro planeta ya que en el primer sábado de la Expo preferimos escuchar el temple de sus versos, siempre guardando la emoción de la vida, al oropel que ha llegado a la ciudad con una etiqueta de gran fiesta colectiva. Nacho y Miguel, como actores de un momento mágico, Brenda y Miguel Ángel poetas y amigos invitados, todos quisieron desembalar un poco de sus palabras heridas, odiosas, oscuras o iluminadas, amantes, raídas, gozosas, desnudas o vestidas de sarcasmo, de altos vuelos o rozando el barro y la lluvia de las calles, del olor que conservan las flores en los jarrones de la noche o ese matiz que hace que alguien calle para escuchar al viento…era casi verano y no hubo música…o sí?







Fotos de M.M.Forega y su crónica

En las fotos, Nacho Tajahuerce, Miguel Serrano, Brenda Ascoz, Miguel Ángel Ortiz con Ingrid y Ángel Gracia, los dos poetas de ayer con Vilas y conmigo.

6 comentarios:

Miguel Ángel Y. dijo...

Me lo perdí. Fue inevitable...realmente inevitable...
VOLVEREMOS
Un abrazo inmenso

libertad dijo...

Me gustan estos ambientes de camaradería...
Besos

Isabel Romana dijo...

Desde luego,da envidia.Sólo me consuela saber que disfrutásteis mucho y disteis magia a la noche. Saludos cordiales.

Manuel Martínez Forega dijo...

Con soltura, Fernandito. Respondo a tu pregunta: sí hubo música.
(La tal Judith se llama Ingrid).
Abrazos.

almena dijo...

Qué gozada esas reuniones poéticas!!

Un abrazo!

doberka dijo...

Los dos, Miguel y Nacho,son fantásticos y estuvisteis "sobraos".
Es estupendo contar con vuestra compañía.

Besos